| 11-05-2017

La corporatización de las semillas amenaza a las comunidades paraguayas

Los intereses de las corporaciones se hacen prioridad frente al acceso a las semillas y el derecho a la alimentación de los pueblos, relata un documental .

Durante siglos, la comunidad campesina y pueblos indígenas han reproducido e intercambiado sus propias semillas, adaptándolas a los ecosistemas locales, y han transmitido sus conocimientos a las nuevas generaciones.  Sin embargo, el desarrollo de las semillas está actualmente amenazado por los procesos de acaparamiento de tierra, la destrucción del medio ambiente y la introducción de     semillas genéticamente modificadas. En particular, los intereses de las corporaciones  están amenazando el libre acceso y circulación de las semillas nativas. 

Como sucede en Paraguay, la creciente influencia en la toma de decisiones sobre leyes y reglamentaciones, está conduciendo a la mercantilización de este bien común de los pueblos. Paralelamente, la     protección de los derechos humanos de los paraguayos encuentra cada vez más obstáculos y se ve envuelto en constante tensión. 

Tal y como subraya la relatora especial sobre el derecho a la alimentación en las Naciones Unidas, Hilal Elver,     tras su visita al país en Noviembre 2016, el gobierno paraguayo debe re-visitar las políticas relacionadas con el acceso y explotación de la tierra y con las semillas. Entre sus propuestas,  Elver apuntó a la necesidad de  promulgar una ley de semillas nativas y criollas y de crear bancos de semillas como reservas y pone en entredicho la distribución actual de la tierra.

Con este contexto, y con la gigantesca fusión Bayer-Monsanto tomando forma, el documental nos acerca a la realidad de las comunidades afectadas con testimonios de campesinos, así como de campesinas y mujeres indígenas de diferentes etnias, dado su rol históricamente reconocido, junto con las mujeres campesinas, como “guardianas de las semillas”. El documental además se desarrolla en una comunidad indígena de la etnia Pai Tavytera y una campesina de Ybycui  y también durante la Feria Heñoi Jey, una de las varias acciones de las comunidades para recuperar la semilla nativa y resaltar los intereses de las corporaciones internacionales así como la inacción del Estado. 

FIAN Internacional insta al estado de Paraguay a cumplir con sus obligaciones y proteger los derechos de las comunidades por encima del lucro. La organización recuerda que las semillas son el  patrimonio colectivo de la humanidad y un elemento vital e histórico en el desarrollo de los pueblos. Sin el libre acceso e intercambio de semillas, así como el acceso a la tierra y la libre producción, el derecho de la alimentación y nutrición no podrá ser garantizado en Paraguay. 

Puedes acceder al vídeo     aquí

NOTAS A LOS EDITORES/AS:

  • El documental fue realizado por Añandu Cine Praguay,  gracias a una cooperación entre FIAN Alemania, FIAN Paraguay con las organizaciones campesinas e indígenas de la VIA Campesina y Heñoi Paraguay. Forma parte de la campaña nacional de FIAN Alemania bajo la lema: “ FIAN exige un mundo de semillas libres que garantice el buen vivir de todas y todos, en el lugar de la acumulación de ganancias de unos pocos”.