| 10-03-2017

2016, un año de despertar, transformación y revolución

En tiempos de cambio, FIAN Internacional continua apoyando las luchas por el derecho a la alimentación y la nutrición, señala su informe anual.

Además de monitorear las violaciones de los derechos humanos, la organización siguió desempeñando un papel importante en facilitar la participación de la sociedad civil y los movimientos sociales en los procesos políticos fundamentales. Desde Mato Groso do Sul hasta la frontera asiática indo-nepalí, pasando por Camotán y Mubende, el Informe Anual 2016 de FIAN International, realiza una revisión concisa de todo su trabajo a lo largo del año.

Revisa áreas clave de acción, así como los esfuerzos de promoción y campaña a nivel nacional, regional e internacional.

Como comenta la secretaria general de FIAN International, Sofia Monsalve, las actividades se llevaron a cabo en un contexto de cambio. En sus palabras, el 2016 fue un año de despertar, transformación y revolución. "Formas de pensar alternativas, para bien o para mal, han sacudido los cimientos de lo que era, considerado por algunos, un sistema estable.

Lamentablemente, en algunos países, las voces que se alzaban más fuerte han conducido, en algunos casos, a una marcha atrás y a un debilitamiento en los derechos humanos". Tal y como están las cosas ahora, añade, "no sólo el avance de los derechos humanos es un reto, sino que el progreso llevado a cabo está en riesgo. Esta es, precisamente,la razón por la que es necesario pasar a la acción ".

Con una visión hacia el futuro, el informe reafirma además que, para asegurar que se aborden las causas estructurales de la inseguridad alimentaria y la malnutrición, los grupos más afectados deben permanecer en el centro de todo proceso de toma de decisiones y espacio político.

Puedes leer el informe     aquí

Para más información, por favor contacta con     delrey[at]fian.org