| 15-05-2017

Firme llamamiento de la Alianza ante nueva fase de negociaciones

En una reciente declaración, la Alianza para el Tratado ha afirmado que, para que la próxima sesión sea exitosa, en ella se deberían impulsar negociaciones constructivas entre los Estados sobre elementos concretos y detallados del futuro tratado, así como se debería crear una hoja de ruta para la conclusión de las negociaciones.

El Grupo de Trabajo Abierto Intergubernamental (GTA) sobre corporaciones transnacionales y otras empresas con relación a los derechos humanos celebrará su tercera sesión entre el 23 y el 27 de octubre del este año. Tras dos exitosas sesiones, las negociaciones se basarán en el borrador presentado por quien ocupa la Presidencia-Relatoría del GTA. Se espera que las discusiones sean más detalladas y concretas, para lo que es necesario que los Estados participen de un modo constructivo y cooperativo.

Durante las dos sesiones anteriores (2015 y 2016) fue posible llevar a cabo un debate enriquecedor que ayudó a identificar una base común sobre la que avanzar en la elaboración del tratado: la obligación primordial de los Estados es proteger los derechos de las personas, incluidos los extraterritoriales, por encima de todo lo demás.  En el presente, los vacíos regulatorios están derivando en abusos y violaciones de los derechos humanos con una terrible impunidad. A nivel global, las corporaciones intervienen en operaciones que resultan en daños medioambientales, acaparamiento de tierras, uso de trabajo esclavo, por mencionar sólo algunos de la interminable lista.

Tal y como ha sido recogido en la     reciente declaración, que hace un llamamiento a la población para que apoye el proceso, “la introducción y reglamentación de obligaciones nacionales e internacionales es necesaria para que los Estados puedan por fin cumplir con su obligación de proteger los derechos humanos y ambientales frente a las actividades dañinas de compañías transnacionales y otras empresas”. Para poder asegurar el éxito de la sesión, el compromiso de los Estados para con el proceso es tan importante como la movilización y solidaridad de los pueblos.

Lee y firma la declaración     aquí y movilízate.

Para cualquier consulta con los medios, contacta con:     delrey[at]fian.org 


NOTA A LOS EDITORES/AS:

  • La Alianza ha estado trabajando para la creación de un instrumento legalmente vinculante desde 2013, cuando se difundieron por primera vez una serie de reivindicaciones, incluida la aprobación de una resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para la creación de un GTI con el cometido de llevar a cabo el tratado. 

    www.treatymovement.com